miércoles, 22 de marzo de 2006

Hablemos de cine - Del agua mansa lìbrame Dios....


Ayer vi la pelìcula Una historia de violencia, realizada el año pasado por David Cronenberg, protagonizada por Viggo Mortensen y Marìa Bello, que narra la historia de un apacible hombre que lleva una vida feliz al lado de su familia, pero que a raìz de un hecho donde, por defensa propia mata a unos delincuentes, se transforma en un ser muy violento. Estos hechos descubren el pasado escabroso de este hombre, el cual habìa podido borrar y olvidar en su nueva vida, y lo irònico de todo es que al final, usa esa misma violencia para enterrar de una vez por todas su pasado y retornar a su vida pacìfica.

Me llamò la atenciòn, que en uno de los momentos màs dramàticos de la pelìcula, el hijo del protagonista, que tambièn es un muchacho sumamente tranquilo, pacìfico y hasta blanco de burlas por parte de sus compañeros de escuela, se ve envuelto en dos situaciones donde "brota" una violencia que muy lejos de ser aprendida màs bien parece una violencia heredada. La verdad, me quedè pensando en eso de que la violencia se hereda, y que una persona muy tranquila puede llevar, sin saberlo, un demonio por dentro.

No tuve mucho tiempo para buscar informaciòn al respecto, pero encontrè un par de artìculos que hablan sobre la violencia como carga genètica, tambièn les dejo una crìtica sobre la pelìcula.

Quien sabe cuàntos "mansos corderitos" andan por ahì y que llevan por dentro "un bicho malo", por eso es que dicen : "del agua mansa lìbrame Dios que de la brava me libro yo"

Sobre el gen de la violencia
Aspectos genèticos de la violencia humana
Punto cine-crìtica

3 comentarios:

Nahesh dijo...

Uhm, no se, se puede prestar a discusión, mis padres son la mata de la paciencia y la tranquilidad pero yo a veces soy como un fosforito mi pana...

Slds!

jose montalvo dijo...

Casualmente estoy leyendo actualmente el libro "Boves el Urogallo" de Herrera Luque donde se ve la metamorfosis de una persona relativamente tranquila a una, a quien las vejaciones y el desprecio a que fue sometido, lo transforman en un ser sanguinario y cruel...por supuesto la semilla tiene que estar ahí para que una persona sufra tal cambio...pero que existe, existe.

Caty dijo...

Yo creo que todos los seres humanos estamos expuestos a perdidas de control o a expresar nuestra colera de manera no aceptable, o a reaccionar cuando nos sentimos agredidos. No es cierto que se haya encontrado un "gen de la violencia", son puras especulaciones. El comportamiento humano y de los animales en general obedece a muchas variables, algunas "instintivas" y otras provenientes de la influencia que tiene en todos el medio ambiente.. En general, lo que genera la violencia es la frustacion y el miedo, y la violencia misma......